Fútbol Infantil en tiempos de Calor

100 3087

Se nos viene el verano y con él, el calor. Pero no viene solo sino que con el aumento de la temperatura también se puede ver un incremento de la Humedad y del Grado de Radiación térmica. Por eso, la Organización Nacional de Fútbol Infantil (ONFI), entiende que nuestros niños y niñas deben disfrutar, con cuidados.

 Por: Dra. Sofía González Azziz

Médica especialista en medicina del deporte.

 

Al momento de pensar los horarios de prácticas y partidos importa tener en cuenta los siguientes aspectos:

- Hora del día

- Temperatura ambiental

- Presencia o no de viento

- Porcentaje de humedad

 

1- La hora del día para protegernos del calor y del pico de radiación solar.

La radiación solar produce cambios en la piel que la van dañando y este daño es acumulativo por lo cual cuanto más tiempo estamos expuestos, el riesgo de lesiones en piel por la radiación, es mayor.

Entre las lesiones de piel producidas por la radiación están: quemaduras, manchas, lunares y distintos tipos de cáncer de piel. Además existe evidencia de que la radiación ultravioleta (UV) solar no solo causa daños en la piel sino que también afecta ojos y sistema de defensa.

2- Sensación Térmica: Temperatura, presencia o no de viento y humedad.

Los niños y niñas pueden mantener una adecuada regulación de la temperatura corporal en climas templados pero cuando las condiciones climáticas superan ciertos valores de temperatura y humedad, ésta capacidad para mantener una temperatura interna estable puede afectarse y producir una elevación de la misma. El aumento de la temperatura interna puede generar diversos problemas de salud además de afectar el rendimiento deportivo y aumentar el riesgo de lesiones musculares.

Con altas temperaturas  y alto porcentaje de humedad mayor es el riesgo de lesiones asociadas al calor.

Lesiones por Calor

Entre lesiones que se se pueden ver asociadas al aumento del calor corporal se encuentran: Calambres por calor, agotamiento o fatiga, insolación (dolor de cabeza, vómitos, mareo), desmayo y hasta una situación grave como lo es el llamado Golpe de Calor, el cual pone en  riesgo de muerte a las personas. El Golpe de calor es una verdadera emergencia médica.

Como se elimina el calor del cuerpo producido durante el ejercicio físico?

La evaporación del sudor es la principal vía de pérdida de calor durante el ejercicio físico.

Además de producir sudor, es necesaria la evaporación del mismo para lograr una pérdida de calor interno que se produce con el trabajo de los músculos durante el ejercicio físico. Cuando aumenta la humedad esta evaporación se ve dificultada,  por lo tanto enfriar el cuerpo se va haciendo menos efectivo con el consiguiente incremento de la temperatura interna.  Además de la humedad la ropa sintética, el nylon puede afectar esta evaporación y la consiguiente pérdida de calor.

Con la producción del sudor se pierde agua y electrolitos, sobretodo sodio (sal) y potasio, lo que conduce a deshidratación si no se toman las medidas correspondiente para reponer líquidos.

Recomendaciones que permitan disminuir estos efectos nocivos del verano

¡Llegó el verano, más aire libre y con plena presencia de sol!

Como se mencionó más arriba la radiación ultravioleta (UV) solar causa daños en la piel, ojos y sistema de defensa. Por lo tanto es importante seguir ciertas recomendaciones.

  • Sombra por favor: Disminuye la exposición directa al sol, busca reparos de Arboles, enramados, toldos, sombrillas, aleros.
  • Ropas para el sol: Trama compacta y de colores oscuros de algodón, o tecnología dry para permitir la evaporación del sudor. Mojada brinda menos protección.
  • Con Cabeza: Usa sombrero de ala ancha para proteger cabeza y cuello mientras están en el banco y en los traslados al aire libre.
  • A tener ojo: El uso de lentes de sol con filtro UVA y UVB está recomendado para proteger quemaduras y cáncer en los ojos a causa de los rayos UVB. Además se puede solicitar efecto antirreflejo. Los niños y las personas mayores son más sensibles a los efectos dañinos de los rayos solares por lo cual mientras se recomienda el uso de los mismos toda vez que sea posible.
  • 30 minutos antes de salir a la práctica o al partido: Aplicar protector o pantalla solar con factor igual o mayor a 30, adecuado a la edad, tipo de piel y actividad. Los niños menores de 6 meses no deben exponerse en forma directa al sol, en tanto las personas mayores deben tomar más precauciones, ya que la piel es más sensible a los rayos ultravioletas. El protector se debe re aplicar cada 2 o 3 hs o siempre que se moje o luego de una traspiración excesiva. Recordar que la piel debe estar seca para mejor protección con la pantalla solar.

 

A la hora de jugar ¿qué más importa?

Horarios:

Mirar el Reloj: Disfrutar del sol antes de las 10 hs y luego de las 16 hs.

Se recomienda y se exhorta que se programen las actividades en las horas más frescas, temprano en la mañana o en la nochecita.

Considerar cancelar partidos y/o prácticas si las condiciones de temperatura y/o humedad son elevadas. Se deben tener planes para posponer o cambiar eventos deportivos si está muy caluroso húmedo. Como ya se mencionó, tanto la temperatura y la humedad deben conocerse para evaluar con precisión el estrés que le ocasiona al individuo el calor ambiental.

Los jugadores que han tenido problemas graves por calor, los que son obesos, los que están cursando cualquier enfermedad aguda tal como infecciones, diarrea, vómitos, fiebre tendrán un riesgo mayor de sufrir una nueva lesión por calor, por lo cual es importante identificarlos.

Niños y niñas cursando alguna enfermedad como las mencionadas deben ser excluidos de prácticas y partidos. 

Es importante permitir adaptarse al calor, para lo cual hay que disminuir tiempo de las prácticas en época de verano e ir incrementando la duración de las mismas de forma gradual en el transcurso de 2-3 semanas.

Planificar pausas para hidratar y enfriarse, para esto en los niños y niñas cada 15-20 min se sugiere parar la actividad, practica o partido, y ofrecer líquidos frescos sin gas, sombra durante un minuto y luego retomar la actividad.

A continuación se muestra una tabla de riesgo de lesiones por calor según temperatura y humedad para tener como referencia de datos meteorológicos: 

 

Los días atípicamente calientes para la temporada en primavera y otoño, aumentan el riesgo de complicaciones por calor asociadas al esfuerzo físico, porque los competidores frecuentemente no están lo suficientemente adaptados al calor.

Debe evitarse el esfuerzo prolongado, cercano al máximo, antes de que la condición física y la aclimatización al calor sean suficientes para soportar el entrenamiento o la competencia de alta intensidad y larga duración.

Hidratación:

Una de las medidas de prevención de lesiones por calor, es la hidratación adecuada. El agua es el componente principal del cuerpo de una persona, siendo 60 al 65% del peso corporal total.

Si los atletas pierden mucho líquido en el sudor sin reemplazar lo que perdieron, tanto líquidos como electrolitos importantes (como el sodio y el potasio), tendrán el riesgo de deshidratarse

La deshidratación puede disminuir la energía y perjudicar el rendimiento en las destrezas del fútbol, pero además puede afectar la salud.             

El niño debe beber agua antes, durante y después de la actividad física, siempre y sobre todo si hace calor. Debe tomarse en pequeños sorbos y con mucha frecuencia.                  

Si la temperatura es elevada o si, sin ser muy elevada hay mucha humedad, se debe detener el partido en cada tiempo para permitirle a los jugadores/as hidratarse y refrescarse.

La perdida de agua de 2% del peso corporal afecta la capacidad del cuerpo de regular la temperatura lo que puede llevar a un aumento de la temperatura y generar mal funcionamiento de diversos órganos. Es así que una deshidratación de un 3% disminuye la capacidad de resistencia aeróbica, de 4-6% aparecen calambres por calor y agotamiento muscular y con un 6% o más sobreviene el golpe de calor.

Cuando la sed aparece ya hay un 1% de deshidratación, por lo cual no hay que esperar a tener sed para beber líquidos.

Tomar agua para reponer las pérdidas de líquidos es imprescindible, pero es igual de importante tomar para evitar la deshidratación.  Se recomienda un promedio de 2 litros por día o de 6 a 8 vasos por día.

El Colegio Americano de Medicina del deporte recomienda hidratarse 2 hs antes de empezar un ejercicio con 500 ml de agua de a sorbitos, 20 minutos antes ingerir unos 200 ml más. Reponer 120 a 240  ml de líquidos cada 15-20 minutos de actividad física.

Es difícil recomendar un programa específico de reposición de líquidos debido a las diferentes deportes, duración, clima, vestimenta, estado de entrenamiento, aclimatación, genética, etc.

Si la actividad dura 1 hora o menos, el agua fresca puede ser suficiente para la reposición, si la actividad dura mas, se puede considerar reponer con “bebidas deportivas”.  El consumo de bebidas que contienen electrolitos (sodio y potasio) y carbohidratos, como las denominadas “bebidas deportivas”, puede ayudar a mantener el balance de líquido y electrolitos y el rendimiento en el ejercicio. La necesidad de estos componentes dependerá de la intensidad y duración del ejercicio y condiciones del clima.

Cómo saber si se está bien hidratado?

Si el individuo no orina, o si la orina es oscura o muy concentrada, la cual  se verá de un color amarillento oscuro, significa que esta deshidratado y deberá tomar lentamente más líquido hasta lograr que la orina se aclare. La orina amarillo pálido o casi transparente es un signo de buena hidratación.

Alimentación:

 

 

 

 

 

Es Fundamental una buena Alimentación y mejor Hidratación.

Son Recomendables los alimentos de fácil digestión como las pastas y carnes, las frutas y las verduras. Estas aportan vitaminas y minerales y ayudan a hidratar. Optar por carnes magras y cocinados en modos saludables, a la plancha, al horno, evitar lo fritos y los tucos antes de jugar.

 

¡NUESTRAS RECOMENDACIONES + TUS CUIDADOS HARAN LA DIFERENCIA!

Referencias Bibliográficas

1-Care of the young athlete patient education handouts (copyright 2011, American Academy of Pediatrics)

2- Fisiología del esfuerzo y del deporte, Wilmore y Costil, 5ta ed. Editorial Paidotribo.

3- Comisión honraría de Lucha contra el Cáncer.

4- Recomendaciones para un verano Saludable, Revista del Ministerio de Salud Pública de Uruguay ,Ed. 2011.

5- Medicine & Science in Sports & Excercise, Vol. 39, Nº3, 2007.

 


  

     faster ancap