CERO TOLERANCIA AL GRITO OFENSIVO

2017 05 27 liga rodo slider

Desde la Organización Nacional de Fútbol Infantil (ONFI) felicitamos a las integrantes de los clubes Mirasol y Rampla de la Liga José Enrique Rodó del Departamento de Soriano, por sumarse con fuerza a la iniciativa de CERO TOLERANCIA AL GRITO OFENSIVO.
 

Repasamos el comunicado emitido por el Departamento de Niñas de ONFI, respecto a esta problemática:

En conjunto con delegados, entrenadores y las familias de las niñas buscamos alternativas que favorezcan el normal crecimiento de ellas.

Genera mucho dolor constatar, en partidos y/o entrenamientos, escuchar gritos descalificadores, insultos o gestos y actitudes que van en contra de la propuesta lúdica de ONFI. Esto es violencia y afecta directamente a las capacidades que el niño debe adquirir cuando juega. 

Quizás los cambios que se buscan son más simples de lo que parece y están muy cerca de nuestro alcance, pues el único objetivo es que los niños JUEGUEN.

El Departamento de Niñas de ONFI a partir de la segunda fecha de la Copa ONFI, que se jugará el domingo 30 de abril, en todo el territorio nacional, impulsará la medida de:

CERO TOLERANCIA AL GRITO OFENSIVO O AGRESIVO

Buscamos que los partidos se jueguen dentro de un marco de respeto y cordialidad, donde las niñas se sientan sin presión, que puedan disfrutar del juego y que los mayores entendamos el espíritu del mismo.

Se exigirá cero tolerancia al insulto y actitudes de violencia, que provengan de orientadores técnicos, otros integrantes de los cuerpos técnicos, dirigentes o público, dirigido hacia cualquier persona dentro y fuera del campo de juego. Esto incluye todo trato violento practicado por orientadores técnicos hacia sus propias jugadoras.

Entendemos que es una medida simple y que se podrá cumplir por todos los que queremos lo mejor para las niñas.

Los delegados y orientadores técnicos de cada club son los primeros que deben llevar adelante esta medida, trasmitiéndolo a la familia y allegados de las niñas.

Los árbitros serán notificados de esta propuesta y deberán hacerlas cumplir en acuerdo con ambos delegados de cancha. Cuando se escuchen palabras o conductas que no correspondan al normal trámite del encuentro, el árbitro le notificará a los delegados de ambos clubes por única vez que, en caso de repetirse esa conducta, los responsables deberán abandonar el predio donde se está disputando el partido. Caso contrario, el árbitro suspenderá el partido, cerrando el formulario y posteriormente haciendo un informe confidencial, los cuales se pasaran al Tribunal de Justicia de ONFI cumpliendose, luego, con la sanción que ellos resuelvan.

Aunque es obvio, cabe aclarar que las indicaciones en voz alta efectuadas por los orientadores técnicos hacia las jugadoras en el transcurso del partido seguirán siendo permitidas, siempre y cuando se realicen con respeto y don docente hacia las niñas protagonistas.